PLASMA PEN

El Plasma Pen es la herramienta más novedosa, segura y efectiva para tratar de forma no quirúrgica el exceso de piel, arrugas y manchas.

¿Qué es Plasma Pen?

El Plasma Pen es un dispositivo novedoso, seguro y efectivo para tratar de forma no quirúrgica el exceso de piel, arrugas, manchas, secuelas de acné, verrugas,  entre otros problemas estéticos sin que este sea invasivo o doloroso.

El efecto del Plasma Pen  es similar a un láser CO2: quema las lesiones. Sin embargo, mientras un láser penetra en la piel para quemar en profundidad, el Plasma Pen actúa en la superficie. Permite actuar sobre una lesión superficial sin dañar capas más profundas y así evitar la formación de cicatrices. 

Su tecnología se basa en la formación de un arco voltaico que se forma a partir de la excitación de los electrones  (sobrecarga),  o lo que otros describen como ionización de gases contenidos en el aire , los cuales se transforman en uno de los estados de la materia conocido como plasma (de ahí su nombre tan característico) , este arco controlado realizará una quemadura discreta , sin sangrado, con un efecto de carbonización  o disección según sea el caso, dejando en la piel una ligera costra e inflamación que desaparece en un periodo no mayor a 7 días , siendo visibles los resultados en un mes , tiempo que tarda la piel en regenerarse. Durante esta fase (después de que cayó la costra) se puede aplicar maquillaje para que no interfiera con tu vida social.

¿En qué situaciones está indicado?

  • Verrugas
  • Queratosis seborreicas
  • Xantelasmas
  • Manchas de varios tipos
  • Puntos rubí
  • Nevus
  • Fibromas
  • Acné activo y cicatricial
  • Cicatrices hipertróficas o queloides
  • Estrias
  • Eliminación de tatuajes

¿Puede usarse como tratamiento de rejuvencimiento facial?

Sí,  es una excelente opción para el rejuvenecimiento peri-orbital y peribucal, ya que induce una retracción de la piel; por ello, es muy eficaz en la blefaroplastia no quirúrgica y el lifting epidérmico, así como en el tratamiento de arrugas (especialmente indicado en el código de barras y en las patas de gallo).

La técnica deja unas costras muy superficiales en la piel que caen a partir de 5-7 días. Cuando  caen estas costras, la zona queda con ligera rojez que disminuye paulatinamente a lo largo de 1-2 meses. Durante esta fase se puede aplicar maquillaje para que no interfiera con tu vida social.

Ventajas:

  • Tensa la piel fláccida sin cirugía
  • Casi indoloro
  • No provoca hematomas
  • Resultados casi inmediatos
  • Puedes volver directamente a tus actividades cotidianas; mínimo impacto sobre la vida social.

Consejos pre y post tartamiento:

  • Evitar la exposición solar una semana antes y cuatro después del tratamiento.
  • Utilizar crema fotoprotectora con FPS de 50 como mímino tres meses después del tratamiento si preveé exposición solar.
  • Lavar con agua y jabón neutro las zonas tratadas dos veces al día hasta que las costras se caigan completamente.
  • Acudir a revisión entre 4 y 6 semanas después de la sesión.
  • Consultar sobre las recomendaciones terapéuticas y cosméticas de mantenimiento del rejuvenecimiento periocular.

Solicita más información